20 diciembre, 2016 / por Javier Del Rio / Sin categoría / No hay comentarios

El pasado 17 de Diciembre se celebró en el campo de golf de La Cerrada de Rioseco de Soria, el último torneo del año, patrocinado desde el año 2012 por Seguros Adolfo Rejas, cumpliéndose este año el V Aniversario, desde el club dar las gracias a ADOLFO REJAS por la labor social que desarrolla su empresa y por su colaboración y generosidad en este torneo  y esperemos que dentro de otros 5 podamos celebrar el X aniversario.

Buena mañana para la práctica del golf, sobre todo después del día tan malo que hizo el viernes anterior. A las 9:30 horas 25 participantes se dieron cita en el campo de La Cerrada para disfrutar de una buena mañana de golf, el campo en unas condiciones óptimas, con unos greenes rapidísimos que hicieron que los jugadores tuvieran que tener mucho tino para terminar los hoyos.

IMG_20161217_105609

Juan Mora tras un golpe, no fué su día.

 

La mañana discurrió con muy buen ritmo de juego, terminando la mayoría de partidos antes de las 2 de la tarde. Destacó sobre todos los participantes Jose A. Jimenez Caballero con 38 puntos seguido de Javier del Río y Miguel Sanz con 36 puntos.

 

Al término de la jornada, entrega de tarjetas en la sede del club y posterior comida para despedir el año. A continuación entrega de premios, donde el patrocinador se lució un año más con buenos jamones y lomos que hicieron las delicias de los galardonados. Obsequio para todos los participantes y regalos para los agraciados a un sorteo generosidad de ADOLFO REJAS.

IMG_20161217_161607

Jose A. jiménez, campeón del Torneo

IMG_20161217_161535

Javier del Río, 2º Clasificado

IMG_20161217_161505

Miguel Sanz, 3º Clasificado

IMG_20161217_161627

Javier Sainz, campeón Scratch.

IMG_20161217_161433

Alberto López, drive más largo

IMG_20161217_161410

Alfonso Martínez, mejor Approach.

 

FELIZ NAVIDAD  A TODOS

Pero antes de cerrar el  2016, el  próximo 26 de Diciembre  el tradicional  torneo de los pingüinos, con dos palos y putt, guantes de invierno, gorro y un estomago preparado para un buen almuerzo posterior.