El Cañón del río Lobos

    El Parque Natural de el Cañón del Río Lobos es la joya de la corona de la naturaleza soriana. Arranca en la provincia de Burgos pasando a la de Soria, donde se encuentra su mayor parte. Atraviesa los términos de Hontoria del Pinar en Burgos, y ya en la provincia de Soria los de San Leonardo de Yágüe, Casarejos, Santa María de las Hoyas, Herrera de Soria, Ucero, y Nafría de Ucero.

    El cañón del río Lobos forma una espectacular garganta en la que un cauce inexorable esculpe la piedra caliza en un juego de formas sugerentes, refugio para todo tipo de aves rapaces. Sabinas y vegetación de ribera lo acompañan y cobijan bajo su fronda el ecosistema más rico de la provincia. Pero no todo está en la superficie. El Cañón está horadado y lleno de simas y grutas, entre las que se encuentra la Galiana, que cuenta con guías para recorrer y conocer todos sus secretos.
    Como casi siempre, la mejor y más respetuosa forma de conocer este espacio natural es calzarse unas buenas botas y lanzarse a caminar por sus sendas. Por el interior del Cañón un cómodo camino, que tras cruzar por un espeso pinar, se dirige hacia la ermita de San Bartolomé, uno de los edificios mejor conservados del románico soriano. A pesar de su tardía cronología, c. 1200, mantiene en gran parte el modelo de una iglesia románica, aunque ya apunta ciertos elementos góticos. Sea o no un edificio templario es esta la razón que la ha convertido en uno de los monumentos sorianos que más tinta ha hecho correr. No se puede decir que se ha visitado Soria si no ser ha paseado po El Cañón del Río Lobos.

    Galería de imágenes